Nube, sombra, mitad, corto, semicorto, largo, semilargo, solo…: tipos de cafés atendiendo a la proporcion de leche.

La nube es realmente un vaso de leche con un poquito de café; en el sombra la cantidad de café aumenta un poco, más o menos un dedo, como se suele decir comúnmente, mientras que en el corto el café se queda a un poco menos de la mitad del recipiente.

Si todo va bien hasta aquí, continuamos con el mitad que, como su propio nombre indica, se compone de la mitad de café y la mitad de leche. En el largo la proporción del café aumenta un poco y, finalmente el solo se caracteriza por la ausencia total de la leche, indicado para los verdaderos amantes de esta bebida negra excitante. En cuanto al semicorto y semilargo, son los menos demandados. Estas denominaciones solo son válidas en Málaga.

       
 

¿Conoces más palabras andaluzas?

Cubicando…

Share Button