Recibir o dar una catea; dicese de la lluvia de golpes en la cabeza dados por parte de un grupo a unos de sus miembros, a modo de castigo, por fallar un gol, por ejemplo; o por cualquier hecho que perjudique al grupo.

Enviado por: Antonio Zorrilla

       
 

¿Conoces más palabras andaluzas?

Cubicando…

Share Button