Acabado, algo para ser terminado. Macabramente se utiliza para los moribundos.