Echar a suerte. También a voleo. Viene de arrojar monedas o caramelos. Las onzas de oro borbonas eran llamadas peluconas.