Período anterior a la ebullición, cuando se comienzan a manifestar una serie de pompas.