de harina de pan y a «la butaca», especialidad única de la cocina motrileña.