Apelativo cariñoso que se aplica a un niños, o a un adulto, de constitución gruesa y carácter tranquilo.