hacer un trabajo difícil y complicado que requiere un gran esfuerzo.