Persona noble en apariencia, pero de mala intención.