Persona mañosa y hacendosa, buena gente. «¡ Es más apañao que un rucho! Como un jarrillo de mano» «Máh apañao q’un jarrillo lata»