Muy limpio. (D) Despercudir. Lavar o limpiar lo que está sucio.