En casa de. Apréciese la capacidad del isleño para condensar, en un término breve y de fácil dicción, aquellas construcciones gramaticales más usuales en su lenguaje.