Natural de San Fernando. Toma su nombre de la abundancia de capturas en sus aguas territoriales de dicho caracol fino de mar, cuya carne es especialmente apreciada.