Golpe serio y repentino en la salud de una persona. Puede hacer referencia tanto a un mareo como a un infarto.