Acción mediante la cual una persona se toma demasiado en serio un asunto que empezó como una trivialidad, y que puede acabar en batalla campal. Suelen existir piques frecuentes en el campo deportivo y en el automovilístico.