Persona jartible y repetitiva sobre algún tema que puede alterar los nervios a cualquier santo varón.