Hacer partes muy pequeñas de algo, desmenuzar