Pegar a alguien, darle una paliza