La Seca es una poesía ehcrita n’andalú por el poeta almeriense José Martínez Álvarez de Sotomayor, preciosa

LA SECA

Denda que tuvemos aquella derrota,
dos años van secos; pero arremataos:
sin que escurra el cielo maldecía la gota,
sin que naza guierba ni pa los ganaos.

¡Que más que en los hondos ni la grama brota!
Sin pial siquiera van los jorriones,
esesperaícos, faltos de comía,
en bandás pa’l pueb-lo como exhalaciones,
y al irse nus dejan el alma encogía
y se ponen tristes nuestros corazones.

Los soles y el viento m’han desquebrajao
astiles y trillos: to lo qu’es maera.
Crujen los postigos; s’agrieta el arao,
y zurren a cañas d’una rastrojera
los palos de olivo del viejo chambao.

Y el probe que pierde la esperanza y peca,
¡ni pa que tampoco presine su frente
si a Dios s’ha golvío, tie agua en la cieca!
Y si va a la fuente, no hay agua en la fuente,
y si va a la cimbra34, la cimbra está seca.

A la mar fi un día, y al mirar sus olas,
y al sentir de cerca su recio zumbío,
ensilao en sus frailes y en sus cabriolas,
se m’afiguraba qu’era nuestro río,
pregonao al toque de las caracolas.

Y sin desnuarme, agua a la centura,
como cuando hacemos toma en la boquera,
refresqué mi sangre d’esta calentura,
¡q’hace de los campos una calavera
y de nuestros cauces una sepoltura!

Campos azotaos del sol y del viento,
¡cuándo tendréis agua dasta que sus sobre!
¡Quién juera podío con el pensamiento
hacer a las olas limpias de salobre
romper donde alumbra güestro nacimiento!

 

José Martínez Álvarez de Sotomayor. Cuevas del Almanzora 1880-1947. POETA en ANDALUZ

 

       
 

¿Conoces más palabras andaluzas?

Cubicando…

Share Button